Nolan, el rey del verano
07.07.20

Hace tan solo un par de semanas, el mundo festejaba uno de los XV años más peculiares que podemos imaginar, el estreno en salas de Batman Begins, la primera parte de la trilogía que Christopher Nolan realizaría sobre el icónico personaje de cómics.

 

También era el debut del director británico en una mega producción con un gigantesco presupuesto que se incrustaría automáticamente en la temporada de estrenos de blockbusters (lo que llamamos películas de verano y que se estrenan regularmente entre mayo y agosto) y que obviamente atrapaba la atención de todos al saber que el director detrás de cintas elogiadas y reconocidas como muestras de lo más original, creativo y vanguardista del cine contemporáneo (Following, Memento e Insomnia) abordaría el cine de superhéroes.

Nolan dotó a su trilogía de profundidad, peso, intensidad, dramatismo y una muy buena dosis de acción apoyado en un reparto de ensueño encabezado por Christian Bale y que incluiría a lo largo de tres películas en 7 años nombres como Michael Caine, Liam Neeson, Gary Oldman, Morgan Freeman, Katie Holmes/Maggie Gyllenhaal, Heath Ledger, Aaron Eckhart, Tom Hardy, Joseph Gordon-Levitt, Anne Hathaway y Marion Cotillard, entre otros. En Batman Begins estableció las bases sobre las que construiría un fenómeno global que volvió a poner al personaje de DC Comics en el centro del entretenimiento, concibió una secuela con uno de los mejores villanos que haya visto el cine de entretenimiento reciente (el Joker de Heath Ledger) y logró que el cine de superhéroes recibiera reconocimientos y halagos que la crítica y la prensa especializada difícilmente hace a este perfil de cintas. Hasta hoy en día, la trilogía Batman de Nolan sigue siendo un placentero maratón cinéfilo y un referente de cinefilia pop simplemente imperdible. Sus películas llegando al cine no son solo estrenos, son eventos. Una distinción importantísima para la industria.

 

Desde ese verano de 2005, Nolan se convirtió en el verdadero nuevo rey del verano, heredero de lo que Spielberg había hecho dos décadas atrás. Faltaban aún tres años para que Iron-man estrenara y para que Disney-Marvel comenzaran la construcción de su mega franquicia que redefiniría el blockbuster y el panorama de la industria.

 

Entre la segunda y tercera entrega de su Batman, Nolan volvió a sacudir el verano cinematográfico en 2010 con Inception, sencillamente una de las mejores películas del S. XXI. La grandilocuencia visual acompañaba a la intensa clavadez de Nolan que jugaba con niveles y tiempos narrativos de una forma inigualable en un universo donde los sueños se materializaban y podían habitarse. Sus películas son tanto blockbusters como las fantasías de un nerd-ñoño obsesionado con la representación del tiempo, la memoria, la realidad y más (lo que venía haciendo desde Following y Memento).

Igual de clavada fue Interstellar, su reflexión-aventura sobre viajes espaciales, física cuántica, la relatividad del tiempo y el amor. Aunque en este caso no fue un estreno de verano sino de finales de año.

 

De regreso en el verano, pero ahora de 2017, Nolan lanzó otra gigantesca producción que obligaba a la visita al cine y a disfrutar en pantalla grande Dunkirk, ese experimento narrativo con tres historias con marcos temporales distintos, perfectamente conectadas y que contribuían todas a la creación de una tensión que se acumulaba en sus 106 minutos de duración.

No hace falta ahondar mucho al decir que 2020 es un año a todas luces único y atípico. Un año en el que las salas de cine de casi todo el mundo se cerraron por meses y que ahora espera se vuelvan a abrir a tiempo para tener un par de estrenos del perfil de aquellos a los que estamos acostumbrados en estas semanas y meses.

 

Nolan ha sido el más reacio de los directores a dejar ir la idea de estrenar en verano su película en este caso Tenet. Mientras directores y distribuidoras movían fechas de estreno incluso por un año, Nolan y WB se mantuvieron lo más posible alterando mínimamente las fechas de estreno de esta cinta. Hace unos días supimos que finalmente la movieron, de l 17 de julio al 12 de agosto, esperando que para entonces ya haya más claridad o certidumbre sobre la situación y apertura de cines en todo el mundo (Tenet necesita abiertas más del 80% de las salas del mundo para poder funcionar financieramente).

 

De estrenarse finalmente el próximo mes, como muchos deseamos, Tenet sería EL blockbuster del gran regreso a los cines y en un año tan extraño, Nolan sería el indiscutible rey del verano. Un rey que afortunadamente sabe darnos algo más que mero entretenimiento visual (lo cual hace al más alto nivel) y que concibe historias que se quedan con nosotros.

En lo que esperamos para poder ver Tenet, no es mala idea hacer un maratón de la trilogía Batman con el pretexto de los 15 años de su inicio, o incluso de la atractiva y sugerente filmografía Nolan en estos días veraniegos. Sería una buena forma de prepararnos para regresar al cine de la mano de uno de los mejores cineastas de la actualidad.

Contenido Relacionado

Recorrido por la música de…

Recorrido por la música de…

Rana Fonk

¡Feliz 80 aniversario, Batman! Este mes el Caballero de la Noche cumplió 80 años, y para celebrar su…