5 sagas de superhéroes que quedaron inconclusas
10.06.19

El cine de superhéroes parece infinito, no sólo por las amplias galerías de personajes, sino porque cuenta con décadas de cómics que fungen como fuente de inspiración. A pesar de ello, no todos los guerreros pueden cumplir el objetivo de salvar el día, pues muchas franquicias han padecido abruptas cancelaciones que dejan arcos abiertos y numerosos aficionados preguntándose qué habría pasado de haber seguido adelante. A continuación, las más importantes sagas de superhéroes que quedaron inconclusas. 

Los 4 Fantásticos (Dir. Tim Story, 2005)

Aunque muchos creen que Los 4 Fantásticos (vela AQUÍ) es una de las peores franquicias del subgénero, lo cierto es que la familia de superhéroes ayudó a sentar las bases de adaptaciones más ligeras. Esto no significa que el cuarteto se centrara de lleno en la comedia, ya que la secuela mostró una clara mejoría con la incorporación de Silver Surfer (vela AQUÍ) y los espectaculares poderes combinados de Johnny Storm. La evolución resultaba evidente y todo apuntaba a que continuaría con la introducción de Franklin Richards, una relación más profunda entre Ben Grimm y Alicia Masters, así como la inserción de Namor, quien sonaba como el mayor responsable por el hundimiento de Venecia mencionado al final de la película. Por si esto no fuera suficiente, la producción consideraba personajes como los Skrulls, Annihilation y The Inhumans. Pero todo quedó ahí, pues la franquicia fue cancelada aun cuando todos tenían contrato vigente. Tuvieron que pasar ocho largos años para que el equipo regresara en un reboot, el cual pasó con más penas que glorias tras un rodaje sumamente tormentoso encabezado por Josh Trank (vela AQUÍ).

Hellboy (Dir. Guillermo del Toro, 2004)

Guillermo del Toro es uno de los directores más talentosos de la actualidad, pero hasta él ha batallado con las presiones de la taquilla. Así quedó demostrado con Hellboy (vela AQUÍ), un personaje de enorme potencial dramático, pero cuya baja popularidad impresa en comparación con otros guerreros extraídos de las principales casas editoriales norteamericanas resultó en una tibia recaudación para su debut cinematográfico. La secuela (vela AQUÍ) se concretó gracias a los buenos resultados del formato casero, pero esto no fue suficiente para llegar a la tercera entrega que prometía explorar las profecías del Ángel de la Muerte. El público y el elenco externaron su apoyo al mexicano, hasta que éste oficializó que el proyecto nunca llegaría, mientras que la puerta se cerró de manera definitiva con el reboot protagonizado por David Harbour. Como consuelo tenemos la premisa básica de lo que pudo ser el cierre de la saga, cuando el tapatío explicó que “la idea consistía en que Hellboy finalmente se percataría que su destino, su inevitable destino, era convertirse en la bestia del Apocalipsis, y que él y Liz encararían esa parte de su naturaleza. Él tenía que hacerlo, irónicamente con el objetivo de ser capaz de derrotar al adversario que tendría que encarar en la tercera película. Debe convertirse en la bestia del Apocalipsis para ser capaz de proteger a la humanidad, pero al mismo tiempo se convierte en un ser mucho más oscuro”.

X-Men (2000 – 2019)

Los X-Men son uno de los equipos más populares de Marvel, lo que les ha permitido protagonizar una de las franquicias más fructíferas del cine de superhéroes. Sin embargo, todo apunta a que su largo recorrido finalmente ha terminado con Dark Phoenix (compra tus boletos para verla en Cinépolis AQUÍ), no por falta de más opciones narrativas, sino por la reciente adquisición de Fox realizada por Walt Disney. Esto ha provocado que el desenlace se sienta inconcluso, pues las últimas escenas dejan claro que hay margen para continuar, pero la temporalidad de la historia que actualmente se desarrolla en los 90, aunada a las irregularidades propias de la saga, nos hacen pensar que la incorporación del equipo actual al Universo Cinematográfico de Marvel es virtualmente imposible. Aunque Disney y Marvel tienen la última palabra, parece que el siguiente paso en la evolución será un reboot. ¡Revive esta saga en Cinépolis KLIC!

Batman (Dir. Tim Burton, 1989)

Blade y X-Men suelen ser considerados los pioneros del nuevo cine de superhéroes, pero todo amante del subgénero sabe que la verdadera revolución empezó cuando la oscura visión de Tim Burton fue aprovechada para la adaptación de Batman (vela AQUÍ). Las dos entregas góticas bajo su batuta fueron bien recibidas por el público y la crítica, pero esto no fue suficiente para el estudio, que quería un murciélago más amigable que aumentara las ganancias del merchandising, lo que eventualmente desembocó en la infame contratación de Joel Schumacher. El propio Burton ha bromeado al asegurar que una famosa cadena de comida rápida debió tener problemas para incluir figuras del Pingüino en sus paquetes infantiles, tomando en cuenta que “le sale algo negro de la boca”. Aunque nos queda de consuelo que Batman regresa (vela AQUÍ) tuvo un desenlace cerrado, siempre nos quedará la duda si el creativo habría aprovechado a Dos Caras como villano central de la tercera entrega o ésta habría retomado la figura de Gatúbela. Nunca lo sabremos…

Spider-Man (Dir. Sam Raimi, 2002)

El salto cinematográfico de El Hombre Araña fue difícil, pues tuvieron que pasar varios años para que los efectos visuales fueran capaces de emular lo visto en el impreso. La espera valió la pena, pues además de aventuras espectaculares, Sam Raimi y Tobey Maguire respetaron la esencia de un guerrero sumamente noble y convencido que con un gran poder viene una gran responsabilidad. Las dos primeras entregas gozaron de un éxito arrollador en la taquilla mundial (ve Spider-Man 2 AQUÍ) y hoy en día siguen estando entre las mejores películas de superhéroes de todos los tiempos. Los verdaderos problemas comenzaron con la tercera entrega, pues las presiones del estudio resultaron en una historia desastrosa. Nos quedaba el consuelo de que la dupla estaría de vuelta para corregir el camino en una cuarta entrega que debutaría a Vulture y reconciliaría a Peter Parker y Mary Jane Watson tras su tortuoso reencuentro. Nada de esto sucedió, pues el proyecto fue abruptamente cancelado en beneficio de un controvertido reboot que para colmo de males ¡también quedó inconcluso! Aunque se cree que el Universo Cinematográfico de Marvel finalmente ha encontrado a la araña definitiva en Tom Holland, es imposible dejar de preguntarse qué habría sucedido en esta franquicia original de haber seguido adelante.

Te puede interesar

Contenido Relacionado

¿A qué grupo de superhéroes…

¿A qué grupo de superhéroes…

Nayeli Hernández

Si alguna vez te has imaginado que el día que corras peligro un gran superhéroe te…

Las Leyendas del Disfraz

Luis Miguel Cruz Lopez

Las técnicas cinematográficas han cambiado, pero los objetivos siguen siendo los mismos: cautivar al público. Las…

9 películas cuya secuela verás…

9 películas cuya secuela verás…

Alejandro Alemán

9 Películas cuya secuela verás este año Nos guste o no, es clásico que el verano…

¿Cómo se preparó David Harbour…

Staff Cinépolis

¡David Harbour llega directo del infierno para invitarte a ver Hellboy! El actor visitó la Ciudad…