7 películas que tienes que ver sobre el cáncer
15.05.19

Cuando uno se enfrenta con una situación inevitable, un destino imposible de cambiar, como una enfermedad incurable, un cáncer que no puede operarse, es importante la actitud que tomamos hacia el desconsuelo. A continuación, un conteo de películas en las que las lágrimas y el dolor son inherentes a los compañeros con las que se viven estas experiencias.

Amarga victoria (Dir. Edmund Goulding, 1939)

Un amor sin futuro. Amarga victoria es un melodrama por excelencia de la época clásica protagonizado por Bette Davis como Judith Traherne. Ella es una joven vivaz y entusiasta con ganas de disfrutar la vida, pero pronto descubre que tiene un tumor cerebral. Rebelde e incapaz de acatar órdenes, la chica llega a manos del neurocirujano Frederick Steel (George Brent), quien tendrá que persuadirla para que se someta a una delicada operación, y con quien termina involucrándose sentimentalmente.

Han pasado los años y el filme sigue llegando al corazón, para después causarle un enorme suspiro al espectador.

Mi vida sin mí (Dir. Isabel Coixet, 2003)

Intensa con tintes realistas, eso es Mi vida sin mí. Ann tiene 23 años y vive en una caravana en el jardín de su madre, en las afueras de Vancouver. Tiene dos hijas, un marido que pasa más tiempo en paro que trabajando, una madre que odia al mundo, un padre que lleva diez años en la cárcel y un trabajo como limpiadora nocturna en una universidad a la que nunca podrá asistir durante el día. Esta existencia gris cambia cuando le diagnostican metástasis de ovario. Desde ese día, paradójicamente, Ann descubre el placer de vivir, guiada por un impulso vital: completar una lista de “cosas por hacer antes de morir”.

Gritos y susurros (Dir. Ingmar Bergman, 1972)

Escalofriante, conmovedora pero al mismo tiempo mística y polémica. Gritos y susurros es dirigida por Ingmar Bergman, estrenó en 1972 y sigue siendo tema para debatir. Ante la proximidad de la muerte de una de ellas, tres hermanas se reúnen en su vieja mansión familiar. Una vez en la casa, comienzan a recordar el pasado, y cuando la enferma entra en agonía debido a un cáncer de útero, revela la parte más oscura y tortuosa de su vida. La relación con el dolor, la ausencia de dios y las relaciones familiares van de la mano en este imperdible filme con Liv Ullmann.

La fuerza del cariño (Dir. James L. Brooks 1983)

Shirley MacLaine y Debra Winger son Aurora y Emma, madre e hija, en este filme ganador del Oscar a Mejor película que presenta la difícil pero amorosa relación que hay entre ambas. A lo largo del viaje de la vida atraviesan por todo tipo de momentos, buenos y malos, tiernos y crueles, en los que se enfrentan y se aman. Intentan soportarse y encontrar la felicidad con sus respectivas vidas, amores y enfermedades, pues Emma tiene cáncer de mama. Imposible olvidar la escena donde MacLaine pide a gritos que le den la dosis de medicina a su pequeña. Las últimas escenas de Winger también son de antología. ¡La puedes ver en Cinépolis KLIC AQUÍ!

Historia de amor (Dir. Arthur Hiller, 1970)

Fue la cinta más taquillera de 1970 y consiguió provocarle lágrimas al espectador. “Amor es nunca tener que decir lo siento”, fue la línea con la que brilló esta película en la que se atestiguó el amor entre Oliver y Jenny. Dos universitarios de Harvard que pertenecen a clases sociales muy distintas se enamoran. Por un lado, Oliver Barrett Jr. es hijo de un poderoso banquero. Por el otro lado, el padre de Jenny es un humilde panadero emigrante italiano. A pesar de ello se casan, pero una enfermedad los enfrentará a algo mucho más grave que sus diferencias sociales.

Antes de partir (Dir. Rob Reiner, 2007)

Previsible, pero inspiradora, cautivadora y maravillosamente bien sostenida por Jack Nicholson y Morgan Freeman. Por regla, el ser humano siempre espera hasta que sea la última llamada para hacer las cosas que se tienen pendientes. La cinta expone esto a través de dos enfermos terminales de cáncer, ambos de caracteres y mundos completamente opuestos que entablan amistad. Edward Cole (Jack Nicholson) es un engreído millonario, mientras que Carter Chambers (Morgan Freeman) es un modesto mecánico. A pesar de todo deciden emprender juntos un último viaje para poder hacer, antes de morir, todas las cosas que siempre han deseado.

Las cosas que importan (Dir. Carl Franklin, 1998)

Meryl Streep fue nominada al Óscar por su papel en esta película que también es protagonizada por Renée Zellweger y William Hurt. Una cinta que sutilmente sugiera la eutanasia y explora el dolor que experimentan tanto los enfermos como sus familiares, y las soluciones que se pueden llegar a tomar. Ellen Gulden es una ambiciosa periodista que sólo vive para su trabajo, pero cuando recibe la noticia de que su madre está gravemente enferma, no tiene más remedio que volver a su pueblo natal. La intensa convivencia con sus padres le permitirá conocerlos a fondo, descubrir aspectos singulares de su pasado y madurar, dándose cuenta de las cosas que importan.

Te puede interesar

Películas Relacionadas


Contenido Relacionado

Las 7 mejores películas para…

Las 7 mejores películas para…

Gaby Faure

  Típico: Estás con tu mamá, la quieres consentir y que ella escoja la película ¡pero…

Top 10 mejores películas de…

Linda Cruz

Ya huele a ponche y el ejercicio obliga -como este espacio requiere-, a revisar los títulos…

Nuevos pósters de Los caballeros…

Nuevos pósters de Los caballeros…

Staff

Después de haber dirigido la exitosa adaptación live-action de Aladdín, llega la próxima película de Guy Ritchie, el…