menu

Entrevista con Alfonso Cuarón

edit

By Josué Corro octubre 18, 2013

Charlamos con Alfonso Cuarón, uno de los mejores directores de la historia en el Ciudad de México, horas antes del estreno de su cinta, Gravity, que abrirá el Festival de Cine de Morelia.

 

  • ¿Alguna vez imaginaste que Gravity se iba a convertir en un fenómeno tan trascendente?… ¿En la película de sci-fi que iba a definir una generación?

Era la idea que tenía Jonás (Cuarón, co-guionista) cuando imaginó esta historia. Es interesante que la película desde su estreno en el Festival de Venecia ha tenido una gran aceptación y la gente se está enamorando de ella. Lo más interesante y que nos llena de orgullo es que le ha llamado la atención y seducido a varios estratos: de crítica seria, a una muy ligera; de gente mayor a niños.
 

  • Es en cierta manera una montaña rusa de emociones y estética…

Jonás quería que fuera una experiencia, y más que una montaña rusa, que sí lo es… también es un viaje emocional, donde hay algo más que pasar un buen rato y emocionarte.


  • De hecho, todo el mundo habla del impacto visual de la película, sin embargo, en realidad lo que se ve en la pantalla es reflejo de la lucha de una persona por rencontrarse y sobrevivir, que al final de cuentas… son diferentes cara de una sola moneda.

Exacto, Gravity habla de las adversidad y sobre del renacimiento. Creo que este fenómeno es algo intrínseco del ser humano y creo que mucha gente podrá ver alguna experiencia emocional en el viaje que se narra en la película. Si te das cuenta, la cinta está brindando esa luz que nace después de las adversidades.
 

  • Algo que me impresionó fue que lograste trasladar algunas de tus características como cineasta: el nacimiento de un héroe improbable; un viaje revelador e incluso esta nitidez de la fotografía… cómo lograste llevar estos elementos a una película que se desarrollo en el espacio y con un par de personajes…

Es algo meramente intuitivo. Por ejemplo en la parte visual y conceptual, hay algo de claridad gracias a que trabajé durante mucho tiempo con “El Chivo” Lubezki (Director de Fotografía). Juntos contamos con un plan de acción que evolucionó según íbamos aprendiendo cosas.

Pero no hay preconcepción si algo me esta gustando, me involucró hasta perfeccionarlo.
 

  • Quizás la parte sensorial más exquisita de Gravity, sea el empleo del silencio. Casi actúa como un personaje más.

Para lograrlo me tuve que asesorar con astronautas y conocer sus experiencias. Después traté de comprender cómo suena el silencio. Imagina que estás flotando en el espacio y no oyes nada; pero si tocas algo, la vibración viaja automáticamente y la escuchas de una forma seca y apagada. Eso fue lo que intenté mostrar, de hecho, un astronauta en Francia me comentó que fue lo que más le gustó del filme.
 

  • Y aún así, en los momentos que utilizas composición musical… ¡te vuela la cabeza!

Me da gusto que lo menciones: Steven Price realiza un trabajo impresionante, sobre todo porque creó una composición surround, es decir, distintas música y armonías se escuchan en diferentes bocinas, a distintas velocidades y direcciones alternas. Se escuchará diferente sentado en una fila de está atrás, que en una silla cerca de la pantalla.
 

  • Parece que el sonido emula esta escena en que Sandra Bullock queda a la deriva. De hecho, es hasta ese momento que realizas el primer corte de la película… a los quizás 18minutos de haber iniciado…

Si exacto… esa escena es maravillosa, porque ves cómo está girando en el espacio y sólo escuchas “fiiiiium… fiuuuuum, fiuuuum”. Si te soy sincero, no conté el tiempo que dura ese plano secuencia, porque para mí no es una “Olimpiada de planos”. Por alguna razón ahora se han vuelto un recurso, y no una forma de narrar una película, los que yo desprecio son aquellos shots sin finalidad, de “¡mira, mamá sin manos!”.
 

  • ¿Cuál fue tu escena favorita de Gravity?

La conversación de Sandra Bullock desde el espacio con un perro y un bebé… la escena está basada en un corto de Jonás y es simplemente humana. Además, aquí hay un plano secuencia que no se nota, por la gran actuación de Sandra.