Razones para ver Los años más bellos de una vida en cines

19.08.22

La nueva película de Claude Lelouch que es una continuación de la historia de amor que estrenó en 1966: Un hombre y una mujer.

 

El amor es un sentimiento que lo mismo puede resultar efímero que durar toda la vida. Sobre eso, y sobre todas las particularidades y juegos de esa magia, el cine ha construido un retrato tan complejo como la diversidad del ser humano mismo. La espontaneidad, como parte del juego entre los amantes, es una chispa extraña, inexplicable y única. Algo que sin duda es muy difícil de conseguir y, para quienes hacen películas, muy difícil de contar y retratar. Justo sobre esa química, sobre ese fuego que cuando existe nunca se apaga, trata nuestra recomendación de este texto: Los años más felices de una vida.

Contada y construida a partir de los personajes de un clásico atemporal estrenado en 1966, Un hombre y una mujer del director francés Claude Lelouch, fenómeno de taquilla y crítica que triunfó en su momento en Cannes y los Premios Óscar de la academia de Hollywood, el romance de sus protagonistas guarda un lugar muy especial entre los retratos de amor en la historia del cine. En ella, un piloto de carreras y una asistente de dirección en un largometraje, ambos viudos, son incapaces de superar la muerte de sus respectivas parejas mientras intentan volver a enamorarse y rehacer sus vidas. Para ello atravesarán un tórrido encuentro e intentarán casi todo para convertirse en pareja y dar un hogar a sus pequeños hijos.

El resultado de esta lucha infructuosa, impresionante técnicamente y con una cámara y montaje innovadores, es una película inmensa que ha hecho suspirar a varias generaciones. Una épica romántica que no sólo ha trascendido las décadas si no que ha dado para dos cintas mas que, aunque no han conseguido igualar el éxito y calidad de la original, han vuelto sobre su encanto y la química espectacular entre dos leyendas de la pantalla: Anouk Aimee y Jean Louis Trigntinant.

La primera de esas secuelas es Un hombre y una mujer 20 años después y la segunda Los años mas felices de una vida que se estrenó hace unos días. Ambas dirigidas por Lelouch y protagonizadas por la misma pareja de intérpretes y en las que los dos amantes, 20 y 50 años después, se reencuentran en momentos muy distintos de su vida para descubrir que lo que se siente de verdad sigue vivo para siempre. En la más reciente, que aprovecho para recomendar ampliamente en estas líneas, en el ocaso de su vida, pequeños gestos y recuerdos son el aliciente para seguir adelante y enfrentar el inevitable final que nos espera a todos. Al mismo tiempo, la mirada de un director maduro y consagrado como Lelouch juega con las fantasía de cientos de cinéfilos de todo el mundo que se preguntan constantemente qué fue de aquellos carismáticos personajes, dónde estarán y cómo los habrá tratado el paso de los años.

Justo en tiempos en los que somos testigos en los que amores de pantalla rinden tributo a sus cariños de ficción ante su partida (sirvan como ejemplo las emotivas palabras dedicadas hace días por John Travolta a Olivia Newton John) el estreno de Los mejores años de una vida sirve para homenajear a Jean Louis Trintignant en la última cinta que filmó antes de fallecer hace unos meses.

Te puede interesar

Películas Relacionadas


Contenido Relacionado

¡No, gracias! Hugh Jackman explica…

¡No, gracias! Hugh Jackman explica…

Staff

Garras o licencia para matar, ¿ustedes qué preferirían?   Hugh Jackman puede presumir el haber interpretado…

¡Shrek, Burro y Fiona están…

Staff

El estudio DreamWorks Animation actualizó su secuencia de apertura con su logotipo para incluir algunas caras…